Lo que no sabía de Miguel Covarrubias

Lo que no sabía de Miguel Covarrubias

Fue alumno de Manuel Mantilla y de José Guadalupe Posada, interesado en el dibujo y la caricatura. La naturaleza crítica de esta última lo llevaron siendo aún adolescente a involucrarse en los grupos de artistas e intelectuales de la capital. Publicó sus primeros trabajos en periódicos estudiantiles y en diarios como «El Universal», «El Heraldo» y «El fantoche». Paralelamente trabajó como dibujante de planos para la Secretaría de Comunicaciones.

A los 19 años viajó a Nueva York, donde el escritor José Juan Tablada le consiguió un empleo en el Consulado Mexicano y se fue abriendo camino entre los dibujantes norteamericanos. Fue así que conoció a personajes destacados como Igor Stravinsky, Ernest Hemingway y Mary Pickford, quienes se convirtieron más tarde en sus primeros modelos. En este mismo grupo de personalidades se encontraba Frank Crowninshield, editor de la revista «Vanity Fair» quien posteriormente le abriría las puertas en la publicación, contratándolo como caricaturista de planta.

En 1927 realizó una serie de dibujos basados en el ambiente festivo que observó al descubrir el barrio de Harlem. Fue cautivado por el arraigado sentimiento tribal de los afroamericanos y despertó su interés en la investigación de las culturas antiguas.

Tres años más tarde, viajó con su esposa Rosa Rolanda a Bali, experiencia que enriqueció aún más la necesidad de búsqueda y recuperación del pasado histórico. En 1933 regresó a este lugar gracias a la Beca Guggenheim, lo que le permitió profundizar su investigación y como resultado publicó el libro «Island of Bali», escrito e ilustrado por él y con fotografías de su esposa.

Adquirió conocimiento como antropólogo e investigador, su vasta experiencia le valió una segunda Beca Guggenheim en 1940 para estudiar la cultura del Istmo de Tehuantepec. Este trabajo quedó plasmado en el libro «Mexico South – El sur de México», de gran valor documental que pretendía rescatar y rehabilitar una cultura hasta entonces ignorada. Las ilustraciones que realizó corresponden a obras elaboradas que demuestran su habilidad expresiva, anteponiendo la vivencia a la exigencia plástica. La obra de caballete que realizó fue en su mayoría enfocada en el retrato, no obstante, algunas corresponden a piezas de carácter costumbrista, paisajes y escenas cotidianas.

Fuente consultada: LARA ELIZONDO, Lupina. Resumen. Pintores y pintura mexicana. México. Promoción de Arte Mexicano, año 5, No. 46, julio – agosto, 2000, pp. 5-13.

Subasta de Arte Mexicano con aforo máximo de 10 personas, con un subastador conduciéndola | Jueves 7 de octubre | 5:00 p.m. | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | Participe por ofertas telefónicas o en ausencia, envíe un correo electrónico indicando el lote de su interés a: ofertasenausencia@mortonsubastas.com | Tel: (55) 5283 3140 | Participe en línea a través de nuestra plataforma de Morton Subastas | Si tiene alguna duda con su registro en línea, envíe un correo electrónico a web@mortonsubastas.com

 

Exposición:

Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec, CDMX.
Del 28 de septiembre al 6 de octubre.
Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.
Sábado 2 y domingo 3 de octubre de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Realice una cita con nuestra especialista para visitar la exhibición:
vcruz@mortonsubastas.com

Lote 163 | MIGUEL COVARRUBIAS | India en mercado | Firmado | Gouache y acuarela sobre papel | 56.5 x 40.5 cm | Con carta de autenticidad de Adriana Williams, junio del 2021.