Datos que no sabía sobre El Martirio de San Pedro y San Pablo

Datos que no sabía sobre El Martirio de San Pedro y San Pablo

Martirio de San Pedro

Los orígenes de esta composición, atribuida también al pincel del Bachiller Carlos de Villalpando, se remontan a la obra que Caravaggio realizaría alrededor de 1601 para la capilla Cerasi de la iglesia de Santa María del Popolo de Roma, titulada “Crocifissione di San Pietro”. La composición fue sumamente novedosa por presentar mediante una serie de diagonales el momento del inevitable martirio del santo en una escena sombría desarrollada en un campo pedregoso. Pocos años después llegó a Roma el artista boloñés Guido Reni, quien fue partidario y precursor de las novedades revolucionarias de la pintura de Caravaggio, las cuales terminaron influyendo de manera determinante en la vida artística de la ciudad. En 1605 Reni realizó una composición muy similar a la de Caravaggio en la capilla Cerasi titulada La Crucifixión de San Pedro, esta vez para el templo de San Pablo alle Tre Fontane. Con una tensión dramática mucho más atenuada, manifiesta en los bocetos realizados para la obra, Reni daría la pauta para múltiples interpretaciones posteriores de este planteamiento que muestra a Pedro, primer obispo de Roma, crucificado boca abajo en el circo de Nerón. El evangelio apócrifo cuenta que Pedro pidió que su cruz fuera puesta al revés para no imitar a su maestro, Jesucristo.

El gran lienzo novohispano disponible en esta subasta muestra a por lo menos cinco esbirros romanos luchando por erigir la cruz del anciano pero musculoso San Pedro.

El apóstol parece ser más pesado de lo que su cuerpo sugeriría y la elevación de su cruz requiere extenuantes esfuerzos, como si el crimen que perpetran los romanos pesara también sobre el santo. Los gestos de los personajes son duros y sus ademanes toscos, pues tiran, levantan y hacen palanca contra la cruz en posiciones sumamente tensas. Al fondo puede verse entre la multitud a personajes que observan admirados el martirio e incluso se muestran conmovidos, como la mujer que sostiene al niño que une sus pequeñas manos en señal de oración. Finalmente al fondo se aprecian los edificios de la ciudad de Roma, entre los cuales puede ubicarse la cúpula del panteón de Agripa, realizada de manera sumamente particular.

Lote 119: ATRIBUIDO AL BACHILLER CARLOS DE VILLALPANDO | MÉXICO, SIGLO XVIII | MARTIRIO DE SAN PEDRO | Firmado: Villalpando | Óleo sobre tela | Restaurado, reentelado, ligeros repintes | 246 x 150 cm.

Martirio de San Pablo

La presente obra, atribuida al pincel del Bachiller Carlos de Villalpando, hijo del célebre pintor novohispano Cristóbal de Villalpando (1649-1714), está inspirada en un grabado del artista alemán Lucas Cranach el viejo, el cual forma parte de la serie de xilografías titulada “El martirio de los apóstoles” (1507-1517). La sección del grabado que aquí se replica nos muestra el instante en el que la cabeza del apóstol San Pablo, salta fuera de su cuerpo después de haber sido decapitado, dejando tras de sí tres manchas de sangre a las que el pintor imprimió los monogramas del santo nombre de Jesús, simbolizando con ello la fidelidad cristiana de quien murió en defensa de la fe.

Es sabido que numerosos pintores novohispanos se inspiraron en fuentes visuales pictóricas, escultóricas o grabadas para llevar a cabo sus obras.

Muchos de ellos lo hicieron de manera selectiva, es decir, utilizando sólo algunos elementos de las composiciones, para finalmente desarrollar otros motivos surgidos de su propia inventiva, tal como sucede en el caso de esta obra. San Pablo, fue martirizado en el año 67 y, según la más antigua tradición, esto ocurrió cerca de las Tre Fontane a las afueras de Roma. Los fieles enterraron su cuerpo en el lugar donde más tarde se levantaría la basílica de S. Paolo Fuori le mura. Poco antes de morir había escrito a Timoteo: «En cuanto a mí, mi sangre está a punto de ser derramada en libación y ha llegado el momento de desplegar las velas. He combatido una buena batalla, he terminado la carrera, he conservado la fe. Ahora sólo me resta la corona de justicia que el Señor, juez justo, me dará en aquel día”. Los santos Pedro y Pablo representan juntos los cimientos de la iglesia católica, Pedro sería la «roca» sobre la que Cristo declaró que se erigiría su iglesia (Mateo 16:18), y Pablo quien fundó la sede de la iglesia en Roma.

Fuente consultada: De la Cruz Sánchez Juan Manuel, “El apócrifo del matrtirio del santo apóstol Pablo”. Informe profesional para obtener el título de Licenciado en letras clásicas. UNAM, 2006 p. 26-29.

Lote 120: ATRIBUIDO AL BACHILLER CARLOS DE VILLALPANDO | MÉXICO, SIGLO XVIII | MARTIRIO DE SAN PABLO | Firmado: Villalpando f | Óleo sobre tela | Restaurado, reentelado, repintes | 246 x 159 cm.

Encuentre estos emblemáticos óleos en nuestra próxima Subasta de Antigüedades.

Subasta de Antigüedades con aforo máximo de 10 personas, con un subastador conduciéndola | Jueves 23 de septiembre | 5:00 p.m. | Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec | Participe por ofertas telefónicas o en ausencia, envíe un correo electrónico indicando el lote de su interés a: ofertasenausencia@mortonsubastas.com | Tel: (55) 5283 3140 | Participe en línea a través de nuestra plataforma de Morton Subastas | Si tiene alguna duda con su registro en línea, envíe un correo electrónico a web@mortonsubastas.com

Exposición:

Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec, CDMX.
Del 16 al 23 de septiembre.
Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.
Sábado 18 y domingo 19 de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Realice una cita con nuestra especialista para visitar la exhibición:
vbernal@mortonsubastas.com