Fábulas Pánicas de Alejandro Jodorowsky

Fábulas Pánicas de Alejandro Jodorowsky

Alejandro Jodorowsky es un escritor, cineasta y artista que ha incursionado en múltiples disciplinas desde la segunda mitad del siglo XX. Desde temprana edad, tuvo un don para comunicar a través del lenguaje, cuentos y fábulas místicas, historias mitológicas y otros métodos para transmitir sabiduría.

En 1960, visitó México por primera vez, mientras formaba parte del grupo de mimos de Marcel Marceau. Atraído por la escena cultural del país, decidió establecerse en la Ciudad de México, trabajando como director en algunas puestas escénicas y shows de pantomima.

Esta década fue complicada para Alejandro Jodorowsky. El gobierno mexicano censuró obras teatrales que estaban consideradas «vanguardistas».

Fue así que dos de sus producciones, así como una obra propia fueron canceladas. No conforme con eso, estas autoridades trataron de reprimir al artista con amenazas graves, poniéndolo en «la lista negra». Como resultado, sus clases de pantomima de la Escuela de Bellas Artes fueron canceladas y corrió la idea de que el nombre Alejandro Jodorowsky estaba «maldito».

En 1967, decidió perseguir una nueva forma de expresión artística para ganarse la vida: los cómics. Trabajando de la mano de su amigo Luis Spota, editor de la sección cultural de “El Heraldo de México”, planeó inicialmente unas tiras cómicas semanales dibujadas por él, que serían publicadas durante tres meses. Sin embargo, tuvieron tal popularidad que continuó haciéndolas durante seis años, de junio de 1967 a diciembre de 1973. Escribió y dibujó tiras a color, cada una con una historia independiente, pero con personajes que se repetían en varias ediciones. A este experimento le llamó «Fábulas pánicas».

Lote 118: ALEJANDRO JODOROWSKY (Tocopilla, Chile, 1929 – ) | ¡Qué raro, un monstruo colgando de los pies!, boceto para las Fábulas Pánicas | Sin firma | Collage y tinta sobre papel | 33 x 24 cm.

Años atrás, había fundado un movimiento artístico avant-garde en París, llamado «Pánico», en colaboración con Fernando Arrabal y Roland Topor. La premisa fundamental del movimiento era la simultaneidad y pluralidad en el teatro. Este fue el tono con el que se crearon las «Fábulas Pánicas», la primera de ellas publicada el 4 de junio de 1967.

El tono en el que están creadas es existencial y pesimista. El público que acogió mejor las publicaciones fue predominantemente joven, lo que condujo al autor a cambiar el foco temático. Si iba a tener tantos lectores, las fábulas estarían guiadas por la idea que posteriormente se volvió central en todo su trabajo: la idea del «arte útil», un arte que sane y que abra la consciencia.

Una de las ideas iniciales del movimiento Pánico era que el creador debía ponerse a sí mismo como personaje en su trabajo, “de la misma manera que Jehová creí el mundo y después se puso a sí mismo en su creación como Jesucristo”.

Por lo tanto, en las “Fábulas Pánicas”, Alejandro Jodorowsky se creó a sí mismo como personaje, principalmente como un discípulo que habla con un Maestro.

Las enseñanzas místicas emergen del contraste entre los dos puntos de vista, a veces a través de alguna experiencia reveladora y otras veces a través de la interpretación de símbolos. Mientras la historia se desarrolla, el personaje del autor va asumiendo el papel de maestro. En este sentido, la lectura de las “Fábulas Pánicas” se podría considerar como una ilustración del crecimiento espiritual.

En nuestras Subastas de Pintura, Dibujo y Escultura, ponemos a su disposición obra de este emblemático artista.

Informes:
vcruz@mortonsubastas.com